lunes, 31 de agosto de 2009

resumen libro el Chupacabras de Pirque

El Chupacabras de PirquePepe Pelayo/Betan
Kaiser y Sisi
Edmundo Sovino tuvo una pesadilla soñaba que lo perseguía un animal y que le enterraba sus garras, cuando despertó era una gata que lo arañaba. Luego fue a la cocina a servirse algo y se tropezó, boto cosas y despertó a toda la familia. Lo raro fue que sus perros Kaiser y Sisi no ladraron y cuando los encontraron estaban muertos, destrozados y les habian sacado la sangre de ahí llaman a carabineros.
Ricky
Ricky llego de vacaciones a Pirqué a la casa de su primo Dante Fuenzalida, le hace una broma por teléfono, pero al fin se alegra de verlo conversaron y tocaron el tema de lo que había pasado a los Sovino de allí deciden investigar, porque los carabineros no podían, no tenían suficientes carabineros. Dante trabaja como cartero del pueblo antes había sido guardia.
Barrabas
Ricky y Dante fueron a casa de los Sovino para preguntar que había pasado y quien había matado a los perros, pero al conversar con don Edmundo el les dijo que ya sabían quien era. Barrabas un león del circo que había escapado hace 2 días.
La Fiera
El león había escapado por hambre del circo, pero al ver el sitio del suceso Ricky dijo que no podía haber sido el león, pues no había huellas, además el león no podía morder ya que tenia una prótesis que se le había caído al escapar.
Aucaman
Cuando iban en la bicicleta se encontraron con el veterinario Dr. Contreras en su camioneta y le contaron en lo que andaban. Dante se tuvo que ir a trabajar y Ricky se fue con el doctor a la parcela de Caszely el ex futbolista, donde su empleado Ramón había llamado al doctor para mostrarle como habían matado al pavo real Aucaman,tal vez seria el Chupacabras
Melisa
Fueron los primos a la casa de Melisa, que era considerada una bruja, la que tenia de mascota tortuga, murciélago, lagarto. Etc. .ella dijo que era el Chupacabras y que años atrás personas del pueblo habían entregado su alma al diablo para conservar sus vinos. Cuando se devolvieron los llamo doña Filomena, le habían matado su gansa no tenia sangre solo un agujero en el cuello.
Macario
Cuando iban al centro en bicicleta Dante pregunto a Ricky que le leía a la abuela la noche anterior cuando se enojaron por una broma de Ricky, dijo que era información acerca del Chupacabras que había sacado de internet y era lo mismo que decía Melisa, había un testimonio de una persona de Puerto Rico llamado Macario tal vez seria Melisa la asesina.
Mariela
Al llegar al centro Dante dejo a Ricky acompañado de una amiga que le presento en la plaza Mariela, el debía ir al correo conversaron luego ella se fue con su padre, antes ella le había contado de todo los que Vivian en las distintas parcelas, por ejemplo le nombro a Carrillo.
Carrillo
Luego Ricky le comento a su primo que Mariela le había mostrado un hombre musculoso con habilidad en sus manos porque iba a ser doctor, era un posible sospechoso tenia apellido Carrillo, el no pudo terminar su carrera por atender a su madre que la golpeo un caballo dejándola invalida. Luego Ricky hace una broma y con eso descarta la posibilidad que fuera el asesino porque el asesino mata con su mano derecha y Carrillo es surdo. Dante dice y si es ambidiestro.
Villarroel
Ricky al averiguar con su abuelo que Villarroel era millonario y que quería comprar las tierras para hacer hoteles le entro la sospecha que podía ser el para asustar a todos los que no querían vender. De repente se escucha un grito de Vicente hijo de Vladimir y Laly era porque le habían matado todas las gallinas.
Vladimir, Laly y Vicente
Fueron a buscar al doctor Contreras, pero no tuvo explicación a lo sucedido las gallinas tenían 2 orificios mientras que la gansa solo 1 serán 2 Chupacabras se pregunto Ricky, también dijo ya se el que lo hizo tiene 2 piernas, viste y calza como nosotros.
Contreras
El veterinario invito a los primos a su casa a conversar de lo sucedido a lo cual ellos comentaron que no creían en el Chupacabras que podía ser alguien, pero no tenían certeza total de quien. Estaban en esto cuando escucharon un sonido espeluznante, el doctor dijo que era Shogun su perro guardián.
Shogun
Los primos convencieron al doctor que les mostrara su perro el que era un enorme mastín y allí dijeron que sospechaban de 3 personas Melisa, Carrillo y Villarroel, que lo pillarían y denunciarían.
A Caballo
Paseando a caballo se preguntaban quien podría ser y se pusieron de acuerdo que en la noche saldrían a investigar.
Ubregorda
En la noche fueron a la casa de los Sawiki, se escondieron entre los matorrales y cuando ya daban todo por perdido vieron una luz que se dirigía al corral, se acercaron y lucharon hasta inmovilizarlo y resulto ser Pedro Carrillo.
Los Sawiki
Después de atrapar a Carrillo lo llevaron donde los Sawiki, a lo cual ellos al ver esto dijeron que la vaca Ubregorda era de Carrillo y que la iba ver de noche que le servía de terapia para su depresión por lo de su madre, pidieron disculpas y al regresar divisaron una camioneta de madrugada era Villarroel.
Graciela
Al desayunar el abuelo les comento que Villarroel andaba a esa hora porque iba a ver a su novia Graciela que su hija Mariela no aprobaba, además hablaron de básquetbol el abuelo dijo que jugo como aficionado y cuando terminaron el desayuno les mostro una fotos y comentaron el tipo de zapatilla que se usaban en ese tiempo. Ricky se acordó de la invitación a jugar de Contreras y dijo aquí lo puedo pillar luego cuando llamo a Contreras este le dijo que habían matado a su perro Shogun, habría que descartarlo como sospechoso…
El Asesino
Al llegar a la parcela preguntaron donde estaba el perro, pero dijo que lo había enterrado al pobre. Ricky lo convenció que practicaran básquetbol al ver las marcas que dejaba lo culpo diciendo que el era el asesino a lo cual arranco el doctor abrió una puerta y salió atacando su perro Shogun que no estaba muerto Dante con sus conocimientos que tenia cuando fue guardia y defensa personal logro que el perro se alejara y así perseguir al doctor el cual le tendió una trampa con una red y lo atrapo, cuando lo iba a golpear con una rama Ricky lo salva lanzándole el balón a su cara. De pronto llega carabineros que los había mandado el abuelo porque Ricky le dijo antes de salir que los enviara.
El Chupacabras
El veterinario al ser investigado por la policía resulto ser un falso doctor era hijo de un jornalero en Temuco y que se había vuelto loco y que llego a Pirqué donde compro una parcela. Creía que había atrapado un Chupacabras y que lo debía alimentar con sangre en un principio hacia un solo agujero con la jeringa, pero luego la adapto para 2 agujas. Al llegar los recibieron como héroes con parrilladas Ricky les hizo una broma apagando las luces y un ruido infernal por un megáfono al encender todos estaban asustados hasta la bruja Melisa. Cuando iban a comer salió un viento extraño y a lo lejos un ruido aterrador. Seria el Chupacabras…



El chupacabras de pirque CAPÍTULO l - KAISER Y SISSI.
El hombre corría desesperadamente por un oscuro túnel. De repente, se detuvo y miró hacia atrás. Sólo vio los brillantes ojos de aquel monstruoso animal que se acercaba con rapidez. Intentó continuar con la huida, pero por la extraña atracción que le provocaba aquella maligna mirada, sus piernas no le respondieron. Un escalofrío le recorrió el cuerpo. El animal había saltado sobre él y estaba a punto de ensartarlo con sus garras y clavarle sus largos y afilados colmillos. Quiso gritar pero no salió ningún sonido de su garganta. Sintió unos pequeños pero agudos dolores en el pecho. Estaba aterrado. Había llegado su final... Y se despertó.
Edmundo Sovino abrió los ojos, y mientras controlaba su agitada respiración, fue tomando conciencia de su pesadilla.
Si embargo, los entrecortados dolorcillos en el pecho continuaban. “Algo raro me sucede”, pensó. Entonces estiró el brazo y encendió la lámpara de la mesita de noche. Así pudo descubrir a Misubicha, su gata siamés, que subida en la cama y con aspecto asustado, le arañaba el pecho con sus uñas.
- ¿Qué le pasó a mi gatita? ¿Tuvo una pesadilla como su dueño? – le susurró Edmundo, acariciándola con ternura..
El hombre miró el reloj despertador y descubrió que eran las cinco y cuarenticinco de la mañana. Puso al animal en el suelo, y fue hacia la cocina a tomarse un vaso de agua para olvidarse del mal sueño. Lo hizo en puntillas de pie para no despertar a su mujer y a sus hijos. Pero de repente, al pasar por el comedor, pisó una patineta que los niños no habían recogido la noche anterior. Perdió el equilibrio y saltando hacia atrás, en un pie, trató de recuperarlo. Hizo un intento de agarrarse a la mesa grande, pero sólo pudo asir el mantel tejido que arrastró con él. Eso hizo que cayera el centro de mesa de bronce con varios duraznos, peras y manzanas plásticas que rodaron por toda la casa. Y para más desgracia, Misubicha, que continuaba asustada al lado de su dueño, fue cubierta por el blanco mantel al caer. Entonces, con histéricos maullidos, la improvisada fantasma comenzó a correr y a tropezar con todos los muebles de la casa, rompiendo varios adornos. Al mismo tiempo, Edmundo terminó por caer sentado contra el aparador de madera tallada. El mueble se tambaleó con fuerza, lo que hizo derribar un frasco de harina de trigo y otro de mermelada de frambuesa, que estaban colocados encima. Los recipientes se abrieron y sus contenidos fueron a parar a la cabeza calva de Edmundo, que medio aturdido, no podía entender por qué pasaba todo aquello.
Por supuesto, la bulla del incidente despertó a toda la familia. Nena, su esposa, y sus hijos Cristóbal y Daniel corrieron alarmados hasta el comedor y encendieron la luz. Pero al percatarse de la situación, y ver el aspecto de Edmundo con su máscara blanca y roja proveniente de su calva, comenzaron a reír a carcajadas.
Las risas duraron un buen rato, porque mientras limpiaban y ordenaban todo, hacían comentarios, recordaban y volvía a producirse la hilaridad.
Pero al final, cuando regresaban a sus camas, Edmundo se dio cuenta de algo insólito:
- ¡Un momento! ¿Se dieron cuenta que Kaiser y Sissi no han ladrado en ningún momento?
- ¡Qué raro! – confirmó Nena -. Por menos bulla de la que armaste, sus ladridos ya hubieran despertado a todos los vecinos en tres kilómetros a la redonda.
- ¿Se los habrán robado? – preguntaron los niños.
- Sí, es muy extraño – concluyó Edmundo -. Voy a averiguar.
Se puso un abrigo, porque aunque era verano, las madrugadas solían ser muy frías. Después buscó la linterna y salió.
La gata, al abrirse la puerta, se deslizó temblorosa hacia el dormitorio. Ella era la única que sabía lo ocurrido. Los demás, estaban lejos de sospecharlo.
Los Sovino vivían en Pirque, una hermosa Comuna rural a una hora del Centro de Santiago. Es una zona casi triangular, limitada por cerros de mediana altura a los pies de la Cordillera, y el río Maipo. Antes de que la capital creciera hasta esa zona, era sólo un conjunto de grandes fundos. Después, sus dueños fueron dividiendo sus tierras en parcelas, y las pusieron a la venta. Cuando Edmundo quiso alejarse del ruido y el smog de la ciudad, recorrió casi todo Pirque buscando una parcela bonita y amplia. Entró por la avenida Vicuña Mackenna, una de las arterias más largas de Santiago, dejó atrás Puente Alto, y llegó al llamado Centro de Pirque. Vio el Colegio Colonial, que encontró excelente para sus hijos, la Iglesia, el Correo, el kiosko “Donde Malvina” y las tiendas de los artesanos. Cada vez fue enamorándose más de lo pintoresco del lugar. Dobló hacia su izquierda por Ramón Subercaseaux, y más adelante giró a la derecha por Santa Rita. Comenzó entonces a observar las parcelas. A mano derecha, dobló por el camino La Esperanza, y se encontró con dos que estaban a la venta. Se decidió por la más grande, de unos cuarenta mil metros cuadrados, que tenía muchos árboles como almendros, sauces llorones y nogales.
Precisamente, entre el nogal más viejo y una enorme piedra, él y sus hijos les habían construido sus casitas a dos aguas a Kaiser y Sissi, sus pastores alemanes.
Edmundo llegó hasta allí, miró dentro de las casitas, y poco a poco fue recorriendo con la luz de la linterna toda la zona. De repente, a un costado de la piedra grande los encontró. Dio un respingo y el corazón se le apretó. Ambos perros yacían muertos. Con mucha angustia se acercó y pudo comprobar que Kaiser tenía la parte posterior toda desgarrada, incluso le faltaba una pata; y Sissi presentaba las mismas heridas, pero en el lomo.
- ¿Quién pudo hacer semejante barbaridad? – balbuceó con tristeza - ¡Pobrecitos!
Enseguida pensó en sus hijos y en cómo se pondrían. Por eso decidió enterrar a los perros rápidamente, para evitarles el dolor de verlos así. Pero se contuvo. ¿No era mejor dejar la escena del crimen intacta y llamar a los carabineros? “Quizás encuentren mañana mismo al animal o a la persona que hizo eso y eviten que lo haga de nuevo”, se dijo.
Dicho y hecho. Regresó corriendo a la casa, y llamó a emergencias al 133.
Lo que nunca se imaginó fue que aquello sólo era el principio.
CAPÍTULO 2 - RICKY



Detrás de la cortina de la ventana de su pieza en el segundo piso, estaba el niño, acechando la llegada de Dante. Ricky se había puesto en complicidad con su abuelo para hacerle una broma a su primo, que aún no sabía de su presencia.

Ya la abuela estaba acostumbrada a esas jugarretas. Para ella Ricardo (nunca ha podido decirle Ricky), heredó el sentido del humor y su amor por las bromas de su esposo. Y como eran sanas y nadie salía dañado, las permitía y pasaban un buen rato.

La fama de bromista de Ricky iba más allá del colegio y el barrio. Era un niño muy despierto y creativo. Quizás podría mejorar su rendimiento en clase, pero tampoco era un mal alumno, ni mucho menos. Sus dos pasiones eran los libros (los de aventuras, los fantásticos y los policiacos), y el baloncesto. Lamentablemente, no tenía una gran estatura. Incluso se podría decir que era bajo para sus once años, pero su técnica, velocidad con el balón y puntería era envidiada por todos. Para él, la NBA era lo máximo y su ídolo era Jason Kidd. Por eso se había cortado al rape su pelo negro, y nunca se quitaba la camiseta blanca de ribetes azules, con el número 5 del base armador y estrella de Los Nets Así que sus dos grandes sueños eran convertirse en detective o algo así, y llegar a jugar en el equipo Nacional de Chile o en el de Cuba. Porque al ser hijo de un chileno y una cubana, su corazón estaba dividido entre ambos países.

Fuera de sus estudios y el deporte, Ricardo Fuenzalida Sotolongo, más conocido por Ricky, llenaba lo que le quedaba de su tiempo en preparar bromas, por lo mucho que le gustaban y divertían.

Sólo hacía un par de horas que lo habían dejado allí. Él insistió en pasar sus vacaciones en Pirque, incluso rechazando el viaje de descanso a las Torres del Paine que organizaron sus padres. Le encantaba el lugar y la compañía de su familia por parte de padre: la dulce abuela, el pícaro abuelo, y el buenazo de su primo.

Dante era un joven de veinticinco años, alto, muy fuerte y con preparación en defensa personal y artes marciales. Ese año había comenzado a trabajar en una Empresa de Seguridad como guarda de un importante Banco en Santiago, pero el empleo le duró poco debido a su inocente y noble personalidad. Un día, a punto de cerrar el Banco, se apareció una viejita en silla de ruedas, rogando que la dejaran pasar a cobrar un cheque. Dante se conmovió y le permitió la entrada. Una vez adentro, la viejita se paró y sacando una pistola, gritó: “esto es un salto”. Era un conocido delincuente. Y como Dante nunca se percató del abultado bigote de la viejita, lo echaron al otro día. Por suerte, enseguida encontró trabajo como cartero en la Municipalidad de Pirque. Y ahora se la pasaba llevándole la correspondencia en bicicleta, a todos los vecinos de su misma zona.

Para Ricky su primo era la víctima ideal para sus bromas y ahora, una vez más, lo iba a demostrar.

Dante no hizo más que saludar con un beso a sus abuelos al entrar, cuando sonó el teléfono. Ricky, escondido en su dormitorio, le llamaba desde el aparato celular que le habían dejado sus padres.

- ¿Aló? – contestó Dante.

- ¿Quién está al aparato? – preguntó Ricky cambiando la voz.

- Yo. Dante Fuenzalida.

- En este momento no está en casa.

- ¿Quién no está en casa? – dijo el joven sin entender.

- Dante Fuenzalida – respondió Ricky, haciendo un esfuerzo para no soltar la risa.

- ¡Pero Dante Fuenzalida soy yo!

- Disculpe, señor, pero Dante Fuenzalida acaba de salir. ¿Quiere que le llame cuando regrese?

- ¡Escuche, tonto! – gritó Dante, ya enojado -. ¡Yo no he llamado a ningún Dante Fuenzalida! ¡Yo soy Dante Fuenzalida! ¡Y usted me ha llamado a mí!

- Mire – continuó Ricky a duras penas -. Si quiere me deja su número de teléfono y yo le digo que lo llame de vuelta. Él estará aquí en un rato más. Sólo fue al baño. Me dijo unos minutos, pero usted sabe cómo es él, dice eso, pero después se pone a leer...

- ¡Oiga! ¡Qué sé yo de...!

- ¿Cómo me dijo que se llamaba usted? – preguntó en voz alta Ricky, bajando hasta el living y llegando al lado de su primo.

Al darse cuenta del engaño y al ver las carcajadas de Ricky y los abuelos, Dante comenzó a perseguir a su primo por toda la parcela. Al fin pudo alcanzarlo cerca del quincho y la psicina. Pero en vez de hacerle daño y vengarse, sólo lo abrazó haciéndolo rodar por el pasto.

Ya recuperado el aliento y pasadas las risas, se pusieron a conversar.

- ¿Cómo te va en el trabajo, mi primo? – quiso saber Ricky.

- Ahí, más o menos. Mira, lo mejor es que me mantengo en forma con el ejercicio de la bicicleta, y voy haciendo amistades con los vecinos.

- ¿Pero no es muy aburrido?

- Bueno, a veces – respondió Dante, moviendo la cabeza -. Otros días no. Mira, hoy mismo me entretuve mucho con el cuento de los Sovino,

- ¿Qué pasó?

- Que aparecieron muertos sus dos pastores alemanes de forma muy extraña. Llamaron a los carabineros, éstos llegaron, revisaron todo y no encontraron nada.

- Pero van a seguir investigando, ¿no? – dijo el niño muy interesado.

- Mira, la verdad es que yo hablé después con el carabinero que los visitó, y me dijo que no tenían tiempo para eso, porque era muy poca la dotación de personal para cubrir los Municipios de Puente Alto y Pirque. Ellos están muy ocupados con casos más importante de delincuencia mayor, ¿entiendes?

- Sí, pero no es justo que la cosa se quede así, ¿no es cierto? – comentó Ricky parándose y dando paseítos.

- Bueno, a veces las cosas son así...

- Oye, ¿y si nos ponemos a investigar nosotros?

- ¡¿Qué?! – se sorprendió Dante -. ¿Nosotros? Pero si...

- ¿Qué pasa, grandulón? ¿Tienes miedo?

- ¡Yo no le tengo miedo a nada! – saltó el joven -. Pero... eso puede ser muy peligroso.

- ¿Por qué? – insistió Ricky.

- Es que... ¡Oye, mi primo, ahí hay algo raro! No es tan sencillo el cuento como parece. Hoy mismo pasé por casa de Melisa, la mujer esa que dicen que es bruja porque lo adivina todo, y me contó que ella estaba segura de que el que mató a los perros esos era el Chupacabras.

- ¿Qué? ¿El Chupacabras? – exclamó Ricky, en tono burlón -. ¿Y tú crees en eso?

- Bueno, en la vida hay cosas que uno no sabe...

- No seas tonto, mi primo. Esas son supersticiones del campo. Mira, ahora más que nunca debemos hacerlo. Y nadie lo tiene que saber – afirmó el chiquillo -. Además, piensa, si tenemos éxito y atrapamos al asesino, tú vas a agarrar fama, todos te van a admirar.... ¿Eh? ¿Qué me dices?

- ¿Tú crees...?

- ¡Claro! ¡Ya está decidido! Mañana mismo me voy contigo en la bicicleta para inspeccionarlo todo.

- Bueno...

- Oye, ¿tú no eres Dante Fuenzalida? Creo que te llaman por teléfono.

Y diciendo eso Ricky corrió hacia la casa perseguido por su primo. Y llegaron a buena hora porque unos exquisitos porotos granados, el plato favorito del muchacho, ya estaba servido.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

por que no terminaron los cpitulos?

Anónimo dijo...

que bueno...

Anónimo dijo...

una pregunta para los que publicaron el resumen : en el capitulo 3 nombran a un pavo real ¿de donde sALIO ESE PAVO REAL NUNCA ANTES LO HAVIAN NOMBRADO NISIQUIERA EN OTRO CAPITULO? ME LO PODRIAN RESPONDER POR FA LO NESECITO

Anónimo dijo...

con mucho respeto pero eso no es un resumen es como el libro entero

Anónimo dijo...

oe anonimo callate un rato acada rato asi pregunta callateeeee maldito coñoooooooo chupa vergas

Anónimo dijo...

que lata no pusieron todos los malditos capitulos del libro si hacen un resumen que lo hagan de todo el libro

Anónimo dijo...

cuales son los personajes

mpcp 11 dijo...

Oigan po tienen q poner todos los capitulos po tengo la prueba oidia :c

Anónimo dijo...

super bueno y mas corto

Anónimo dijo...

Buenisiimo el resumen mi hermana tendrá un pto 7 :D

Anónimo dijo...

Weones flojos porq no lo leen entero